Alcalá de Guadaíra apuesta por ser el corazón industrial, sostenible e integrador de Andalucía a través de “Alcalá Futura”
  • Un plan estratégico para crear un nuevo modelo de ciudad y que "permita el desarrollo económico y aumente la calidad de vida"

 en la sección Economía

Recreación del que será el futuro Centro de Igualdad de Alcalá de Guadaíra

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha formulado una apuesta por construir su estrategia de futuro como ciudad basándose en el desarrollo sostenible e integrado de sus señas de identidad, desde la implicación ciudadana y la cohesión social. Haciendo especial hincapié en la vertiente económica, empresarial e industrial del municipio sevillano.Un plan estratégico denominado “Alcalá Futura” que plantea la ejecución de proyectos en tres líneas de acción: Ciudad Sostenible, Ciudad Inteligente y Ciudad Cohesionada y que contempla la ejecución de proyectos tan importantes como la reurbanización de las calles La Mina y Orellana, zona central de la ciudad, la construcción del Centro de Igualdad, el Plan Alcalá Corazón Industrial de Andalucía o la creación de un anillo cultural entre el Castillo, el centro y el río Guadaíra.

Una estrategia, explica la alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez “que ahonda en un modelo de progreso que mejore la calidad de vida de la ciudadanía desde la cohesión social, la igualdad de oportunidades y la puesta en valor de los recursos identitarios”.

De hecho afirma que “este proyecto parte con mucho cariño y pasión y va suponer un cambio muy importante para nuestra localidad. Alcalá Futura es nuestro plan estratégico y es fruto de la reflexión, desde el análisis técnico y las aportaciones de agentes sociales y económicos de la ciudad, para afrontar los retos a los que se enfrenta la ciudad y nos permitirá poder mejorar,  evolucionar y generar oportunidades que beneficien a todos”.

Y recalca “queremos ser una ciudad que avanza con la premisa clara de no dejar a ningún alcalareño ni alcalareña atrás, porque la realidad del futuro son los sueños y el trabajo y esfuerzo de las personas del presente”.

Líneas estratégicas

Como ‘Ciudad Inteligente’, la principal medida es la elaboración del Plan Local de Smart City por el que no se realicen inversiones estándar en tecnología smart, sino que contribuyan a dar soluciones optimizando campos como la movilidad, la seguridad, la eficiencia energética o la puesta en valor del patimonio histórico.

Como ‘Ciudad Sostenible’, el reto es apostar por un desarrollo económico, social y medioambiental sostenible. Entran aquí grandes proyectos de la ciudad que fomentan el desarrollo y empleo, como la conexión del casco histórico con el Monumento Natural Riberas del Guadaíra necesitando para ello de la transformación del centro.

En especial, de la calle Ntra. Sra. del Águila (La Mina) como un lugar amable y atractivo para el público y las inicitivas empresariales, acutando de elemento tractor la rehabilitación del Molino subterráneo de La Mina, único molino hipogeo que podrá ser visitable en Europa. Una obra que ya ha comenzado y que supondrá el desarrollo de un modelo a seguir en otros puntos de la ciudad, según subrayan desde el ayuntamiento alcalareño. Entre ellos el tramo superior de esta calle, cuya ejecución se ha visto retrasada “por la puesta en marcha de una estrategia legal que busca retrasar el proyecto”, asegura el consistorio.

A todo ello se unirían las acciones para seguir avanzando en el producto turístico diferencial de las Riberas del Guadaíra, la mejora y dinamización de los espacios industriales y dotaciones de servicios de innovación con La Procesadora al frente, y la potenciación del consumo energético responsable y eficiente.

Como ‘Ciudad Cohesionada’, “los objetivos se centran en la reactivación de barrios, mejora de la empleabilidad y fomento de la la educación, el deporte o los elementos culturales”. Destacan así actuaciones en la zona norte relativas a aparcamientos y la rehabilitación del edificio de La Paz como Centro de Igualdad, o la regeneración urbana de la barriada de Rabesa. También un Plan de Formación y Empleo uniendo a las medidas tradicionales otras europeas similares al proyecto Apolo, o un Plan Local de Cohesión Social e Identidad Ciudadana.

Así, el cambio hacia la sostenibilidad, se hará desde grandes líneas de acción: un diseño urbano que respete, conserve y ponga en valor nuestros elementos de identidad, concediendo al Casco Histórico el rol de anillo cultural, de espacio de cohesión y convivencia ciudadana; y una apuesta por un modelo de movilidad coherente con esta propuesta de diseño urbano integrador y sostenible, modelo diseñado con el PMUS, así como un uso responsable de los recursos ambientales (actuaciones de eficiencia energética en edificios e infraestucturas municipales y el alumbrado público).

Como corresponde a la historia y la realidad alcalareña, el sector industrial será una de las claves del futuro. La gran apuesta en este sentido se traduce en el  Plan Industrial, ‘Alcalá, Corazón Industrial de Andalucía’, con el que sus responsables públicos pretenden una reactivación de los parque empresariales que los convierta “en referente de innovación y motor de la actividad económica de la ciudad para la generación de un empleo estable y de calidad”.

Últimas noticias