La economía andaluza se desacelerará en 2023, pero crecerá más de lo previsto hasta el 1,4%
  • El consumo, el turismo y la ejecución de los fondos europeos serán factores determinantes para el crecimiento

 en la sección Economía
Mercados21 | La economía andaluza se desacelerará en 2023, pero crecerá más de lo previsto hasta el 1,4%

Presentación del último informe de balance y previsiones del Observatorio Económico de Andalucía

Andalucía ha cerrado el año 2022, al igual que el conjunto de España, con un crecimiento económico muy superior a lo previsto, un 5,2%, y ha alejado el fantasma de la recesión que se pronosticaba para la vuelta del verano. Aunque es verdad que en el cuarto trimestre del año se ha ralentizado la actividad y solo ha aportado dos décimas al crecimiento.De todos modos, se puede constatar que cuando todos los informes y avances dibujaban un escenario negro y de muy malos augurios, el comportamiento de la economía ha sido mucho mejor de lo esperado y ha sorteado los nubarrones.

Eso no indica, como bien ha señalado el Observatorio Económico de Andalucía en la presentación de su tradicional informe trimestral en colaboración con la Cámara de Comercio de Sevilla, que no se esté produciendo una ralentización de la actividad como consecuencia de la alta inflación, con especial preocupación por la subyacente, y la subida de los tipos de interés por parte de los bancos centrales.

En los primeros meses del año los factores que más tiraban de la economía eran el consumo y el sector servicios andaluz, pero los efectos corrosivos de la inflación han provocado que en el cierre del año este efecto tractor haya disminuido y haya sido el sector público y la inversión en infraestructuras los que más han aportado al crecimiento en el último tramo.

Desde el punto de vista sectorial, aunque las infraestructuras están desempeñando un papel destacado, la contribución de la industria y la construcción e inmobiliario no está siendo positiva. Mientras que el comportamiento de la agricultura ha sido mucho mejor, pese a que su impacto en la ocupación y el mercado laboral ha caído como consecuencia de la sequía. Sin embargo, en términos generales, el empleo ha experimentado una notable mejoría en consonancia con el avance de la actividad económica.

Tensiones contrapuestas

De cara a 2023, la incertidumbre provocada por las tensiones internacionales tanto políticas como económicas, hace difícil cualquier pronóstico. En cualquier caso, los economistas del Observatorio ven dos fuerzas contrapuestas.

De una parte, se prevé una moderación de la inflación, con retroceso paulatino, gracias a la estabilización de los precios en el mercado energético que ya se ha producido en 2022. Si bien, advierten de las posibles consecuencias adversas de los efectos de segunda ronda para hacer frente a esta misma inflación. Es decir, trasladar a los salarios la pérdida de poder adquisitivo, una decisión que de no medirse bien puede provocar el efecto rebote contrario al buscado con la subida de los tipos de interés por parte de los bancos centrales. Además, ahí están bien patentes las consecuencias económicas y políticas de la guerra en Ucrania, y de las indescifrables intenciones finales de Rusia.

Pero, frente a estos factores de freno, hay otros que contribuirán al crecimiento económico alejando de manera definitiva un escenario de recesión. Los expertos del Observatorio Económico de Andalucía apuntan al comportamiento del consumo como gran motor de la economía regional. En función de su mayor o menor contracción dependerá el incremento o no de algunas décimas del balance final de 2023. Lo que también impactará en el mercado de trabajo.

Los otros dos factores de relevancia serán el turismo, con una previsión de importante crecimiento de turistas internacionales, aunque los dos principales mercados, el británico y el alemán, son de los más afectados por la coyuntura actual.

Y junto al sector turístico, los especialistas señalan la mayor activación y ejecución de los Fondos Next Generation como potencial palanca de crecimiento. De hecho todo apunta a que pasarán de los 12.000 millones adjudicados a nivel nacional hasta ahora a los alrededor de 30.000 millones de euros a finales de este ejercicio. Incremento que también tendrá su reflejo en Andalucía de forma proporcional a su peso empresarial.

Como consecuencia de todo ello, el Observatorio Económico de Andalucía prevé un crecimiento para este año de alrededor del 1,4% y del 2,3% para 2024. Una cifra que se sitúa entre el 2,1% previsto por el Gobierno y el 1,3% de otros organismos y entidades económicos.

Últimas noticias