Los empresarios de Sevilla no respaldarán la tasa turística si la recaudación no se invierte en la competitividad del destino
  • El sector se abre a debatir sobre la tasa turística que quiere implantar el Ayuntamiento de Sevilla

 en la sección Economía

Los miembros de la Comisión Mixta Turismo CES y Cámara de Comercio de Sevilla

La Comisión Mixta de Turismo CES – Cámara se ha reunido en la sede la organización empresarial para analizar el encuentro mantenido ayer con el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, y el delegado de Economía, Comercio y Turismo, Francisco Javier Páez Vélez-Bracho.

Tras esta reunión, los empresarios del sector han acordado abrir el debate sobre la imposición de la tasa turística, ya que, hasta ahora, su postura era contraria a este impuesto.

Durante la reunión, los empresarios turísticos han dejado claro que su apoyo dependerá de cómo se recaude este impuesto, quién lo recaude (no sólo alojamientos hoteleros), a quién se le cobre y cuál será su destino. Además, el sector exige que el coste de la recaudación, es decir, el servicio y los medios para el procedimiento de cobro, debe correr a cargo Ayuntamiento de Sevilla.

Desde la Comisión de Turismo se insiste en que los empresarios “no apoyarán la tasa si los recursos que se recaudan no se invierten íntegros en la mejora de la competitividad del destino turístico de Sevilla, es decir, si no repercuten en mejorar el sector”.

En este sentido, se pide que para el control de esta inversión (destino y grado ejecución) se cree un órgano donde participen los responsables empresariales del sector. Además, en ningún caso, este impuesto conllevará la reducción de las partidas de presupuestos habitualmente asignadas al turismo, “que son de por sí escasas”.

De hecho, los empresarios turísticos han manifestado que las inversiones que se hacen para este sector en Sevilla son “mínimas” teniendo en cuenta “su gran capacidad para crear riqueza y empleo, y de ejercer un importante poder tractor en el resto de los sectores económicos: servicios, comercio, agricultura, logística, construcción, entre otros”.

Concretamente, antes de la crisis este sector generaba más del 15% del PIB, sin tener en cuenta la actividad y el empleo indirecto e inducido. Sin embargo, no tiene una asignación presupuestaria acorde con su importancia y aportación como motor de riqueza y empleo en la ciudad.

Finamente, los empresarios han recordado que el turismo es uno de los sectores que más ha sufrido en la pandemia, y que todavía vive bajo la incertidumbre ante posibles rebrotes, la guerra en Ucrania o la alta inflación por el alza de las materias primas y energías, lo que frena su potencial desarrollo.

Los empresarios remarcan que “hay que lograr la posición obtenida en los años anteriores al Covid-19 para consolidar la recuperación económica de nuestra ciudad, y, para ello, hay que seguir apostando, promocionando, dinamizando, innovando y diversificando el sector turístico sevillano”.

Últimas noticias