Cuando el emprendimiento llega en la madurez: estrategias de la ‘Silver Economy’
  • La plataforma Vida Silver señala nichos y segmentos de oportunidades para emprender a partir de los 50

 en la sección Emprendedores

Las oportunidades de la ‘Silver Economy’ y el emprendimiento a partir de los 50

¿Hay una edad determinada para emprender? ¿Todos los emprendedores son jóvenes? ¿Qué aporta la experiencia al empredimiento? Hablamos sobre estrategias, oportunidades y nuevos nichos de mercado para los emprendedores que lo hacen a partir de los 50, lo que se ha dado en llamar la ‘Silver Economy’.

Con motivo de la celebración el 16 de abril se celebra el Día Mundial del Emprendimiento, una jornada que tiene como objetivo poner en valor a estos profesionales e impulsar el desarrollo de nuevos proyectos, ponemos el foco en quien se atreve a emprender a partir de los 50.

Muchos especialistas intentan responder a una pregunta clave: ¿es posible una economía solo pensada para la juventud, para el consumo intensivo? ¿Qué perdemos si apartamos del circuito económico a un sector de población en crecimiento como son las personas maduras?

Por ello desde la plataforma Vida Silver, dirigida a los mayores de 50 años, han reseñado en varias ocasiones la importancia que tiene esta generación dentro del mundo del emprendimiento, pero no solo como perfil de emprendedor, en la búsqueda de una nueva trayectoria profesional, sino también como público objetivo de nuevos proyectos y negocios.

En la primera edición presencial de Vida Silver, que tuvo lugar en IFEMA Madrid,  el experto en Silver Economy y marketing senior, Juan Carlos Alcaide, ya apuntaba que la Silver Economy será, en gran medida, el futuro de la economía española y una gran oportunidad para emprendedores, debido a que en muchas de las necesidades que nos plantea la generación silver existen oportunidades de negocio sin grandes barreras de entrada.

¿Y cuáles son los segmentos de negocio que pueden activarse y tener un crecimiento important, según los expertos? Detallamos a continuación aquellos que tienen mayores expectativas en el presente y futuros más inmediatos.

Economía de los cuidados. Según la Unión Europea, antes del año 2050 se habrán creado en torno a 90 millones de puestos de trabajo en el sector de los cuidados. En la actualidad, el 40% de la población española tiene más de 50 años y la tendencia demográfica indica que se incrementará la demanda de servicios de todo tipo en este sector.

Nuevos enfoques residenciales. Repensar los modelos de vivienda y urbanismo para adecuarlos a las nuevas formas de vida de las personas mayores de 50 años es otra oportunidad. Conceptos como el Silver Living o el Senior Co-Housing, que han tenido gran éxito en otros países de Europa y en Estados Unidos, vienen pisando con fuerza como alternativas para complementar las residencias de mayores convencionales, las cuales no dejarán de existir pero no dispondrán de suficientes plazas para la demanda que existirá en los próximos años.

Territorio y envejecimiento. La famosa “España vaciada” y la despoblación de municipios trae la oportunidad de repensar la ciudad con respecto al envejecimiento. Tanto ciudades como municipios y entornos rurales pueden verse favorecidos trabajando la movilidad de la sociedad y la prestación de servicios sociales innovadores.

Feminización del envejecimiento. Para el experto Alcaide el futuro está en la gente con pasado, pero sobre todo en la mujer mayor, entre otros aspectos, porque la esperanza de vida de la mujer está cerca de los 87 años, seis años más que la del hombre y, además, los cuidados están claramente en manos de la mujer. Por tanto, es importante considerar a la mujer destinataria de nuestros servicios, porque es mayoritaria.

La silver es positiva. La longevidad es consecuencia de un logro de la humanidad, vivimos más años y vivimos mejor. La evolución social es clara y la longevidad positiva, pero conlleva grandes retos sociales. Para Vida Silver “existe una enorme oportunidad de negocio en la gestión de servicios sociales, asesoría financiera y tecnología para mejorar la vida de las personas que requieren cuidados de larga duración”.

La Age Tech. Ésta es, para los expertos, la más grande de las oportunidades: el uso de la tecnología para generar productividad y la creación de proyectos innovadores orientados a los mayores para luchar contra la soledad, favorecer la comunicación entre familiares y trabajar la salud.

Últimas noticias