Atlantic Copper: Radiografía de las líneas estratégicas de un referente industrial y exportador de Andalucía
  • Ha cerrado 2023 con un crecimiento positivo en su facturación, alcanzando los 2.597 millones de euros

 en la sección Empresas
Mercados21 | Atlantic Copper: Radiografía de las líneas estratégicas de un referente industrial y exportador de Andalucía

La directora general de Atlantic Copper durante la presentación del balance 2023

Los metales y minerales son fundamentales para el fortalecimiento económico y el mantenimiento de las cotas de bienestar y, sobre todo, para llevar a cabo la transición energética y sostenible. En un escenario mundial que transita por estas coordenadas, la metalúrgica onubense Atlantic Copper se sitúa como todo un referente, andaluz, nacional y europeo. Hablamos de la primera productora de cobre en España y la tercera de Europa.

Conozcamos en detalle cuáles son sus líneas estratégicas de presente y futuro, tras su ya clásica presentación anual de resultados en la Federación Onubense de Empresarios (FOE).

Resultados sostenidos

En cuanto a los datos financieros, Atlantic Copper ha cerrado 2023 con un crecimiento positivo en su facturación, alcanzando los 2.597 millones de euros, lo que representa un aumento del 12% con respecto al ejercicio anterior. Este incremento se ha visto moderado por el mayor precio de las materias primas, que alcanzó los 2.337 millones de euros, así como por los costes operativos, que ascendieron a 173 millones de euros. Arrojando un margen operativo de 36 millones de euros, lo que está en línea con el margen conseguido en los últimos cinco años, que se sitúa en los 32,8 millones, como expuso la directora general de la compañía, Macarena Gutiérrez.

Inversión e innovación

El sector metalúrgico se caracteriza por ser muy competitivo, dependiente de las fluctuaciones del precio de la materia prima y muy sensible a las crisis geopolíticas. Así que para alcanzar o mantener posiciones de liderazgo es necesario actualizarse y mantener la cadena productiva en perfecto estado de revista. La inversión de la empresa se mantiene firme y destinará un total de 245 millones de euros en 2024 en proyectos de sostenibilidad, eficiencia energética y seguridad. De hecho, el importante gasto en I+D+i, que alcanza una media anual de 10 millones de euros, ha posibilitado, entre otros, acometer proyectos de reducción de huella hídrica como el de la construcción de una planta de recirculación del agua de proceso, con el objetivo de reducir el consumo de agua en un 25%.

Capacidad productiva

Como consecuencia de su apuesta por la mejora continua, la eficiencia en los procesos de producción y la inversión, Atlantic Copper consigue ganar competitividad gracias a su capacidad productiva a pesar de poseer menor tamaño que otras grandes plantas mundiales. El complejo metalúrgico onubense ha superado el millón de toneladas de mineral concentrado de cobre procesado (1.013.000 toneladas métricas), ha generado 260.316 toneladas de cátodos y 973.012 toneladas de ácido sulfúrico, entre otros productos.

Compromiso con la sostenibilidad

Este es uno de los pilares estratégicos fundamentales para la compañía, como lo puso de relieve su directora general. La fundición de Huelva se ha mantenido como una de las más eficientes del mundo en materia energética dentro del sector del cobre y pretende seguir dando pasos en este sentido. Gutiérrez apuntó que para 2030 la planta onubense consumirá un 90% de energía procedente de fuentes de bajas emisiones en carbono, gracias a los acuerdos PPA y a la autogeneración de electricidad a partir del calor del proceso.

Además, anunció una serie de avances significativos en materia sostenible. Entre ellos, la reducción en un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en los ámbitos Scope 1 y Scope 2, así como una disminución del 30% en el consumo de energía por tonelada de concentrado procesado. Igualmente, la compañía ha disminuido un 36% el material particulado.

Proyectos singulares

Junto a iniciativas como las de la reducción de la huella hídrica, cabe destacar el Proyecto CirCular. La construcción de la planta de recuperación de metales a partir de los RAEE previamente tratados por gestores autorizados es ya una realidad y “avanza con paso firme”. Según avanzó su directora general, ya han comenzado las obras de construcción del horno principal, ubicado en las mismas instalaciones de Atlantic Copper. Este proyecto se integrará en el proceso productivo actual y se prevé que entre en funcionamiento a partir del tercer trimestre de 2025 con una creación de empleo de 350 personas entre directo, indirecto e inducido. En la actualidad, solo hay ocho plantas de este tipo en todo el mundo, aunque ya hay nuevos proyectos como los que se están ejecutando Estados Unidos.

Visión a largo plazo

La empresa ha establecido nuevos objetivos dentro de su Plan de Sostenibilidad para 2030. Entre ellos se incluye una reducción del 50% en las emisiones de CO2 (Scope 1 y Scope 2), tomando como referencia el año base 2018, así como reducciones del 40% en material particulado y del 20% en emisiones de SO2. En relación con la gestión y el buen gobierno de la empresa, Macarena Gutiérrez destacó el compromiso de Atlantic Copper con la transparencia y la responsabilidad empresarial, manifestado en acciones concretas.

Entre ellas, la reciente renovación de las certificaciones The Copper Mark y The Nickel Mark, cuyo objetivo es asegurar que los procesos productivos desde la compra de materias primas hasta la entrega de los productos finales se hacen de acuerdo con los principios de integridad, ética y transparencia. Además, la compañía está adherida al Pacto Mundial, el mandato de la ONU para promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el sector empresarial y es la mayor iniciativa de sostenibilidad corporativa del mundo.

Monitoreo de los mercados

Teniendo en cuenta el destino de las ventas de Atlantic Copper, el 53% de la producción se comercializa en el mercado nacional, mientras que el 47% se ha exportado a una treintena de países, principalmente, en la cuenca mediterránea, para la empresa es fundamental monitorear y estar alerta al comportamiento internacional de los mercados. Si bien Latinoamérica es el principal productor de concentrado de cobre, los principales consumidores son Asia, con China a la cabeza, y Europa y Estados Unidos.

Un escenario alentador

Atlantic Copper califica de forma muy positiva la reciente aprobación por parte del Consejo de la UE del Reglamento de Materias Primas Fundamentales, que sitúa al cobre y al níquel, entre otros, como materias primas estratégicas, así como la Hoja de Ruta española. La directora general asegura que Andalucía tiene una gran oportunidad ante sí, ya que concentra el 90% de la minería metálica nacional, además “existe cultura minera en la región, y los proyectos mineros se desarrollan con estándares que nada tienen que ver con los del pasado”. Lo que junto a la voluntad política convierten a la comunidad y a España en una potencia. Por ello ve con buenos ojos las previsiones de la UE de incrementar el consumo anual procedentes del continente en un 10%, que un 40% de la transformación sea europea y un 25 proceda de la Economía Circular.

El retorno social

La empresa contó con una plantilla de 739 personas, una cifra que se eleva hasta los 2.500 sumando empleos indirectos e inducidos, de las cuales el 92% tienen contratos indefinidos, “lo que refleja una apuesta por la estabilidad laboral”, sostiene Gutiérrez. Además, ha hecho avances significativos en cuanto al empleo femenino, multiplicando por dos la presencia de mujeres en la plantilla hasta un 19% del total, un 34% en supervisión y un 45% en el comité de dirección. Todo ello le ha permitido revalidar el sello Top Employer.

Atlantic Copper cuantifica su contribución económica directa en Andalucía en 178 millones, de los cuales 28 corresponden al pago de impuestos y obligaciones. En este capítulo la metalúrgica resalta la labor de la Fundación Atlantic Copper, que este año celebra su 15º aniversario, y subraya que “desempeña un papel crucial en el compromiso de la empresa con Huelva”. Desde su creación, la fundación ha invertido más de 6,3 millones de euros en acciones en el territorio, priorizando actividades educativas, prácticas empresariales y programas de educación medioambiental, entre otras.

Últimas noticias