«En Ibercaja entendemos la digitalización como un medio para estar más cerca de los clientes, mejorar su atención y facilitar su operativa»

 en la sección Entrevistas

El director territorial de Ibercaja en Extremadura y Sur, Fernando Planelles

El sector financiero ha jugado un papel fundamental desde la irrupción de la crisis sanitaria facilitando liquidez y circulante a pymes y autónomos. Y va a seguir siéndolo en la consolidación de la recuperación, sobre todo para aquellos sectores que han tenido un mayor impacto como consecuencia de la Covid19. Los expertos hablan de la oportunidad histórica que pueden suponer los Fondos Europeos en la modernización económica de España. Hablamos de lo ocurrido y de lo que está por venir con el director territorial de Ibercaja en Extremadura y Sur, Fernando Planelles Carazo. Entidad que ha incrementado un 36% la concesión de créditos al tejido productivo, y que ve la digitalización como el medio natural para estar más cerca y próximo al cliente.

La pandemia ha puesto a prueba a muchos sectores, un toque de piedra de primera magnitud nada fácil de superar. ¿Cómo ha respondido la entidad a un desafío de estas proporciones?

Ha respondido con un compromiso y un trabajo ejemplar por parte de todas las personas que integramos Ibercaja, estando en todo momento muy cercanos a nuestros clientes, tanto en las zonas rurales como en las poblaciones mayores. Hay que tener en cuenta que la Dirección Territorial de Extremadura y Sur de Ibercaja agrupa un total de 118 oficinas, de las que 94 se ubican en Extremadura, 22 en Andalucía y 2 en las Islas Canarias. En el caso de Andalucía e Islas Canarias, las oficinas se encuentran en las principales plazas (capitales de provincia y otros núcleos importantes de población), mientras que, en Extremadura, además de las oficinas implantadas en las localidades más importantes de la región, hay una elevada proporción de oficinas de carácter rural con las que se garantiza la atención y cercanía con el cliente en zonas de menor población. En todo momento, hemos velado por la seguridad de nuestros clientes vivan donde vivan, se encuentren donde se encuentren, atendiendo sus demandas y necesidades en una situación tan compleja como la que atravesamos. Desde la irrupción de la pandemia, el sector financiero ha realizado un gran esfuerzo como actividad esencial para las personas, aunque no haya tenido un reconocimiento mediático parejo al de otras actividades.

El apoyo a pymes y autónomos está siendo fundamental para el mantenimiento de la actividad empresarial. ¿Cómo lo ha canalizado Ibercaja?

Nuestro compromiso con el tejido empresarial es absoluto. El acceso a la financiación y liquidez ha resultado esencial para muchas empresas que han visto reducida de forma importante su actividad, pese a ser negocios viables. Por ello, en Ibercaja hemos sido muy activos trasladando de manera eficiente los préstamos de las Líneas ICO para financiar las necesidades de tesorería, primero, y reactivación del circulante e inversión, después, de empresas y autónomos. En este sentido, en la Dirección Territorial de Extremadura y Sur hasta la fecha se han formalizado 241,7 millones de euros en operaciones de las Líneas ICO Covid, de los que un 86% se han destinado a autónomos y a pequeñas y medianas empresas. También hemos activado moratorias para familias y empresas, ampliando plazos y facilitando, por tanto, la disponibilidad de liquidez.

Todo ello tendrá un impacto positivo en la concesión de créditos y préstamos por parte del banco.

En nuestro ámbito territorial, las formalizaciones de crédito han tenido un notable incremento, al crecer un 21% sobre las de 2019. Las destinadas a actividades productivas no inmobiliarias aumentaron un 36%, en respuesta a las necesidades de financiación de pymes y autónomos. En cuanto a las nuevas operaciones para adquisición de vivienda mantuvieron también un buen ritmo, con un avance del 33%. En nuestra territorial, contamos con la confianza de 10.000 empresas.

En nuestro ámbito territorial las formalizaciones de crédito han tenido un incremento notable al crecer un 21% con respecto a las de 2019

En su opinión, ¿la vacunación es la mejor medida económica que se puede impulsar para recuperar la actividad productiva?

Qué duda cabe que los sectores con mayor interacción social en su actividad han sido los más afectados, especialmente, servicios, turismo y hostelería. Por tanto, para estos sectores es básico incrementar la inmunidad y la confianza. Otros sectores, como el primario, el público y el tecnológico han sorteado la situación con menores caídas. Un retroceso del 11% del PIB nacional supone un descenso histórico. Así pues, cabe esperar que con el aumento del ritmo de vacunación muchos negocios vuelvan a reactivarse, gracias a un repunte del consumo y el gasto. Dentro del escenario de gran incertidumbre en el que nos encontramos, las condiciones de seguridad sanitaria apuntan a un mejor verano para sectores claves como el turismo y la hostelería que el de 2020. Parece que comienza a vislumbrarse un contexto algo más positivo.

¿Los Fondos Europeos de Recuperación van en la buena dirección, serán suficientes para revertir la situación?

La aprobación de estos Fondos supone un hito muy destacable de la gobernanza europea en un momento muy, pero que muy complejo. Si algo ha dejado claro la pandemia, ha sido la aceleración extraordinaria que se ha producido en la digitalización de la actividad económica y empresarial, y la necesidad de avanzar más en estrategias de sostenibilidad, en su sentido más amplio. Con lo cual, todo lo que sea acompañar y apoyar proyectos viables en esta dirección debe contribuir a un mejor desarrollo económico y social. Una cuestión distinta es la aplicación o aprovechamiento de cada país de esos fondos.

Ha señalado la sostenibilidad como un criterio relevante. ¿Cómo lo está aplicando el banco desde el punto de vista financiero?

Ibercaja recoge de forma muy clara la importancia de la sostenibilidad en su Plan Estratégico, tanto desde el punto de vista ambiental y social, como de buen gobierno de la entidad. Es un pilar estratégico en nuestra operativa y en nuestra actividad. ¿En qué se traduce esto de forma concreta y real? Por ejemplo, estamos respaldando y apoyando proyectos ambientales, de instalación de plantas renovables, de eficiencia energética y de impulso del autoconsumo, de la mano con las administraciones públicas, de las empresas y la industria, con las familias y con los organismos y asociaciones que respaldan el uso de las energías limpias. En la entidad estamos convencidos de que los territorios de nuestra zona cuentan con recursos naturales que, bien gestionados y administrados, suponen activos fundamentales para el desarrollo y el crecimiento. No hay más que ver la posición que ocupan Extremadura y Andalucía en el sector renovable a nivel nacional. Igualmente trabajamos por una gestión eficiente, racional y lógica de las inversiones y las finanzas de nuestros clientes, sean del sector que sean, sean del tamaño que sean.

¿Qué papel está teniendo la digitalización en esa cercanía y proximidad con el cliente?

Como ya he indicado, la COVID-19 ha traído consigo un salto extraordinario en el proceso de digitalización tanto en el ámbito corporativo como en el personal. Y esto está produciendo un cambio de comportamiento en los clientes. El sector financiero ya lleva tiempo apostando por la digitalización, y en muchos aspectos somos punteros. Algo que se va a incrementar mucho más en adelante. Ibercaja es referente en todo este proceso a nivel nacional, y contamos con una APP muy práctica, de fácil uso, muy intuitiva para los clientes, a través de la que ya se puede hacer la mayor parte de la operativa. De hecho, para 2023 prevemos que más del 50% de todas las relaciones con el banco se realizarán por este canal. Las empresas ya disponen de nuestra nueva banca digital de empresas, y pueden financiar los pagos a través de EasyPay. Hacer las cosas muy fáciles a nuestros clientes es uno de nuestros objetivos.

Prevemos que para 2023 más del 50% de todas las relaciones de los clientes con el banco se realicen a través de los canales digitales

Hacer más empresa es una de las claves para afianzar la capacidad competitiva de los países y regiones. ¿Qué iniciativas estáis llevando a cabo de apoyo al emprendimiento?

Estamos muy comprometidos e involucrados con el ecosistema emprendedor en nuestra Dirección Territorial. Contamos con la plataforma Más Empresa en la que se lanzan retos y desafíos para emprendedores, empresas y corporaciones. Impulsamos el proyecto Inicia con becas al emprendimiento, apoyamos y respaldamos centros de negocios y todos aquellos proyectos emprendedores con visos de viabilidad. Una actividad que es coherente con nuestro apoyo a micropymes, pymes y autónomos, como eslabones fundamentales del tejido productivo. Un apoyo a este segmento empresarial que también se concreta a través de nuestra participación en las Sociedades de Garantía Recíproca de Extremadura (Extraval) y de Andalucía (Garántia).

¿Puede avanzarse en la buena dirección, en hacer frente a todos los desafíos de este nuevo tiempo sin hacerlo desde la formación?

La formación es un activo capital para el avance social y económico. Y lo es en una doble dirección. Por un lado, con la capacitación constante de nuestros propios profesionales, y de otro, como aportación y contribución de valor del banco a la sociedad. Un empeño que cristaliza en nuestros acuerdos de colaboración con entidades formativas y académicas de referencia, como, por ejemplo, las que mantenemos con la Universidad Loyola, con ESIC Business&Marketing School o con la Asociación Extremeña de la Empresa Familiar, por citar solo algunas de ellas. Consideramos que todas las iniciativas que promuevan una mayor educación financiera y de gestión deben ser bienvenidas, y tendrán un retorno positivo para las personas, las familias y las empresas.

Con los cambios de todo tipo que se están produciendo en los últimos años, ¿cómo será el futuro del sector financiero a corto y medio plazo?

Estamos en un momento de gran complejidad: en un contexto pandémico, con tipos de interés negativo, inmersos en un cambio de época que conlleva a la vez grandes cambios en los hábitos individuales y el consumo. A diferencia de la crisis de 2008, ahora somos parte de la solución y no del problema. El sistema financiero español está integrado por entidades más sólidas, más fuertes y solventes, dentro del cual el posicionamiento de Ibercaja es destacado. Por nuestra parte, continuaremos con un apoyo y compromiso total por el territorio, estando muy cerca de las familias y las empresas. Para nosotros los avances tecnológicos son un complemento, una mejora para nuestra labor, por lo que no vamos a renunciar a nuestro contacto permanente con el cliente, con las personas, acompañándolos y asesorándoles en lo que sea mejor para ellos.

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar