Atlantic Copper logra que el 90% de la financiación de la compañía sea catalogada como “sostenible”
  • Vuelve a incrementar la evaluación de las ratios en el informe elaborado por Moody’s ESG Solutions

 en la sección Sostenibilidad

Vista general de la fundición de la metalúrgica Atlantic Copper en Huelva

La estrategia sostenible de Atlantic Copper vuelve a ser reconocida a nivel internacional. En 2021 ha incrementado en cuatro puntos su evaluación ambiental, social y de gobernanza (ASG) con relación a 2020, según los resultados del informe elaborado por Moody’s ESG Solutions.

“El desempeño de Atlantic Copper en el área de Medio Ambiente ha mejorado en cinco puntos en comparación con la revisión anterior”, subraya este informe.

La evaluación de ASG ha permitido a la metalúrgica onubense que las entidades financieras que apoyan sus planes de expansión y su circulante cataloguen la financiación otorgada como sostenible, alcanzando una ratio de deuda sostenible de cerca del 90% sobre el total de la deuda.

Macarena Gutiérrez, directora general Económico-Financiera de Atlantic Copper, ha destacado la importancia de esta nueva evaluación ya que “muestra el compromiso de la compañía por el desarrollo sostenible y el excelente desempeño realizado por todo el cuerpo social de la empresa durante la pandemia. Apostamos por la innovación y, con ello, contribuimos al desarrollo de una economía más verde, inclusiva y justa”. Asimismo, “ha agradecido a las entidades financiadoras su apoyo a la compañía para que siga desarrollando proyectos sostenibles”.

Por su parte, Heliodoro Mariscal, director general de Auditoría Interna y RSC de Atlantic Copper, ha comentado que “este reconocimiento pone de manifiesto la coherencia entre nuestro propósito de aportar valor a la sociedad y la realidad, constatada por un tercero, de que nuestra compañía está contribuyendo de una manera evidente al logro de las demandas y exigencias de nuestro entorno”.

De ahí que Moody’s ESG Solutions haya resaltado “las amplias medidas” que ha puesto en marcha la empresa para garantizar la salud y seguridad de los trabajadores, así como las políticas de negociación colectiva, formación o gestión de carreras.

En cuanto a la implicación en el territorio, el informe evalúa muy positivamente la existencia de un sistema certificado de gestión de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), el nivel de compras locales de bienes y servicios, la implicación con la universidad y los distintos programas educativos y de sensibilización medioambiental que desarrolla la empresa a través de su fundación.

En los últimos 10 años, Atlantic Copper ha invertido más de 100 millones de euros en proyectos de eficiencia energética y medioambientales en el marco de la estrategia de la empresa metalúrgica onubense con el desarrollo sostenible.

Últimas noticias