Soluciones globales e innovadoras para contribuir a paliar y mitigar los efectos del cambio climático desde Extremadura
  • La ingeniería 360 Soluciones Cambio Climático ya ha gestionado y tramitado 1.000 MW de potencia en fotovoltaica

 en la sección Sostenibilidad

Una de las plantas fotovoltaicas gestionada por 360 Soluciones Cambio Climático

El mayor desafío al que se enfrenta el planeta, según la mayoría de expertos ambientólogos, es el cambio climático. La pandemia provocada por el coronavirus ha actuado como acelerador de la concienciación y percepción de este grave problema a nivel social.

Actuar con diligencia, rigor y premura para mitigar sus efectos se ha convertido en todo un reto y desafío ante un planeta con recursos finitos. Un desafío global y en todos los órdenes: económico, empresarial, político y social.

Ante esta compleja y retadora situación, la empresa extremeña de ingeniería ambiental 360 Soluciones Cambio Climático desarrolla y trabaja en proyectos, iniciativas y soluciones encaminadas a paliar y mitigar los efectos del cambio climático.

Si algo caracteriza a esta joven empresa, ya que fue creada a finales de 2018, es su profundo conocimiento de todos los aspectos ambientales. Lo que le permite llevar a cabo proyectos integrales en distintos campos desde la ingeniería ambiental que abarca tramitaciones, informes de evaluación, vigilancia ambiental y paisajística; actuaciones y proyectos enfocados hacia la sostenibilidad, pasando por un amplio abanico de iniciativas y proyectos relacionados con la innovación en este ámbito.

Para ello cuenta con un equipo multidisciplinar cualificado y especializado, compuesto por cinco profesionales con especialidades como la ambientología, ingeniería, economía y administración, con más de 18 años de experiencia, en distintos ámbitos del medio ambiente y tecnologías de energías renovables.

Crecimiento y diversificación

Gracias a esta cualificación, experiencia y capacitación profesional 360 Soluciones Cambio Climático diseña, desarrolla y ejecuta proyectos desde su más temprano estadio hasta el final de su vida útil incluyendo prospección de terrenos, evaluación de emplazamientos, idoneidad ambiental, tramitación y obtención de licencias, seguimiento de la construcción y seguimiento de los planes de vigilancia ambiental y mantenimiento legal, entre otros.

Dentro de todos estos segmentos de actividad, hay dos especialmente relevantes para paliar los efectos que ya se están produciendo por el calentamiento global y el cambio climático. De una parte, el impulso a las energías renovables, a las fuentes limpias, como gran motor tractor para construir un sistema de consumo energético más sostenible, razonable y equilibrado. Y de otra, una visión de la actividad productiva basada en criterios de Economía Circular, en la que la reutilización y el ecodiseño son dos pilares esenciales para romper los desequilibrios de un sistema productivo lineal e intensivo en el uso de recursos.

Estos dos activos son en el fondo las dos caras de una misma moneda que se retroalimenta a sí misma. En la medida que se produzca un crecimiento de la producción renovable, el gasto energético y los gases de efecto invernadero se reducirán, por lo que se podrá alimentar a los procesos industriales y productivos con fuentes limpias. Lo que, a su vez, aportará nuevas tecnologías a las cadenas de producción, generando así el círculo virtuoso de la sostenibilidad.

La empresa ya ha realizado las gestiones y tramitaciones administrativas y legales necesarias de 1.000 MW de potencia en fotovoltaica

Y es en este esquema, en el que 360 Soluciones Cambio Climático se está posicionando, poco a poco, pero con firmeza, a pesar de su aún corta trayectoria como firma en el mercado. Según explica su CEO, Lorena Rodríguez Lara, “la experiencia y trayectoria de los profesionales que integramos la empresa nos permite contar en nuestra cartera con clientes de todos los tamaños, tanto grandes corporaciones como pymes. Y realizar proyectos en Extremadura y otras comunidades autónomas como Castilla La Mancha, Castilla y León, Andalucía o Canarias”.

De hecho, la firma extremeña está centrada en crecer en proyectos y en diversificar su portfolio de soluciones y servicios, con especial foco en el segmento fotovoltaico y en todo lo que está relacionado con la faceta ambiental, como las actividades relacionadas con la vigilancia y seguimiento de instalaciones y plantas, como cimiento fundamental en el que consolidar la proyección y el crecimiento futuro de la empresa.

En la actualidad, 360 Soluciones Cambio Climático ya ha realizado las gestiones y tramitaciones administrativas y legales necesarias de 1.000 MW de potencia en fotovoltaica entre los distintos proyectos ejecutados, mientras que en el capítulo de vigilancia ambiental coordina 12 plantas fotovoltaicas que suman 500 MW y tres termosolares con una potencia instalada de 150 MW.

ADN innovador

Aunque como reconoce Lorena Rodríguez, el contexto político, económico y empresarial está entendiendo que la sostenibilidad, el impulso de las renovables y la lucha contra el cambio climático son irreversibles, no deja de ser innovador y con dosis de cierto riesgo dedicarse al negocio ambiental.

Afortunadamente las estrategias y políticas verdes de la Unión Europea, las normativas legales de promoción del autoconsumo y las líneas de financiación como las que procuran los Fondos Next Generation dibujan un escenario positivo a corto y medio plazo para el sector.

Un futuro que para 360 Soluciones Cambio Climático está impregnado de innovación. De ahí su apuesta por soluciones que incorporan nuevas tecnologías y materiales en gestión del agua, del suelo y residuos, así como de innovaciones energéticas. Mención especial merecen también las actividades que lleva a cabo la empresa en cuanto a ecodiseño y Economía Circular, en la que de alguna manera actúa de punta de lanza, de concienciación, divulgación y pedagogía en su ámbito de actuación.

Sin ir más lejos, la consultora e ingeniería participa en un proyecto regional muy innovador en el ámbito agrofotovoltaico en plantas extremeñas, con la finalidad de establecer una guía de buenas prácticas que sea exportable y que se pueda implementar en otras regiones y zonas.

Por ello la CEO de la empresa concluye: “Tenemos ante nosotros un reto apasionante en un momento de cambio crucial para construir un modelo productivo verdaderamente sostenible y compatible con el planeta. Por eso es importante insistir en que la sostenibilidad es sobre todo ahorro en distintos sentidos, tanto energético, de gestión de recursos como económico. Y, si bien, el tejido empresarial lo tiene cada vez más claro, nunca está de más recordarlo”.

Últimas noticias