Inocular los valores del emprendimiento y la empresa desde muy, muy pequeño
  • El Proyecto Búho fomenta el espíritu emprendedor en niños y niñas de forma lúdica y formativa en la Cámara de Comercio de Sevilla

 en la sección Nos Gusta

Los niños y niñas participantes en el Proyecto Búho con el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla. Imagen cedida por la Cámara

Proyecto Búho, un programa educativo que trabaja en la educación integral de niños y niñas de 3 a 12  años de edad y que permite a los padres compaginar sus obligaciones laborales con la atención de sus hijos durante los periodos vacacionales se desarrolla en la Universidad de Sevilla este verano.

La Universidad de Sevilla y la Cámara de Comercio de Sevilla han colaborado en una “pequeña” feria empresarial de jóvenes emprendedores, en la que han participado los 180 niños y niñas de los campamentos organizados por la universidad. A través de esta iniciativa se ha buscado acercar a los más jóvenes el mundo de la empresa registrando en su oficina de atención a los ciudadanos las empresas creadas, participando en una conferencia dirigida a los pequeños empresarios y en la propia feria organizada y planteada por los niños y niñas asistentes.

Bajo el lema “Soñar hoy para emprender mañana”, los participantes, durante toda la semana en sus campamentos, han disfrutado de actividades encaminadas a introducir la innovación, la ciencia, la tecnología y las competencias emprendedoras entre los más pequeños.

Acercar el mundo de la empresa a los participantes fomentando el espíritu emprendedor de una forma lúdica, práctica y divertida, ha sido el objetivo de esta interesante semana.

Durante la celebración de la simulación de la feria los pequeños emprendedores de entre 6 y 12 años de edad han presentado sus 30 empresas en la Cámara de Comercio en la Feria Empresarial Proyecto Búho al resto de participantes de su misma edad acompañados del presidente de la institución cameral, Francisco Herrero, y de la vicerrectora de Servicios Sociales, Ana María Lopez Jiménez.

30 empresas de nombres y negocios tan dispares como originales tales como Rapi-casa, empresa fabricante de robots que ayudan en casa; Mega viajeros, dedicada a realizar viajes en el tiempo; Diverfán, servicio de centro de tarde para personas con diversidad funcional y de edad avanzada; Dronssam, que ofrecería servicios de transporte público por Sevilla en drones, entre otras muchas ideas que ponen de manifiesto la creatividad y la capacidad de imaginar de los más pequeños.

Estimular, enseñar y aprender determinadas competencias clave como la creatividad, el trabajo en equipo, la observación, el pensamiento analítico y crítico, la iniciativa y la autonomía, entre otras, es fundamental “si queremos tener una sociedad capaz de innovar, de diferenciarse y con inquietud por construir”, señalan desde la Cámara de Sevilla y la propia universidad.

Últimas noticias