Endesa desconecta la central térmica Litoral de Carboneras tras casi cuatro décadas en servicio
  • Una infraestructura que a lo largo de su vida útil produjo el equivalente al consumo eléctrico de Andalucía durante más de cuatro años

 en la sección Agenda21, Sostenibilidad

Momento del apagado y desconexión de la central términa Litoral

Endesa ha desconectado los principales equipos de generación de la Central Térmica Litoral de Carboneras en Almería tras cerca de cuatro décadas en funcionamiento. Se termina de este modo el ciclo de vida de esta infraestructura que ha producido durante su vida útil 183.628 gigavatios hora (GWh), equivalentes al consumo de electricidad de Andalucía durante 4 años y medio.

Esto supone un hito que Endes ha querido resaltar como”un paso adelante en el proceso de transición justa que la empresa está promoviendo en toda España”, donde ya ha dado pasos en este camino hacia la descarbonización con el cierre de las centrales térmicas de Andorra (Teruel), Compostilla (León) y está tramitando el de As Pontes.

En Carboneras este proceso de transición tiene también como objetivo, como en el resto de las centrales, sustituir la capacidad de generación de esta central térmica por tecnologías limpias y renovables en la provincia, así como la creación de riqueza y empleo en la zona, a través del desarrollo de proyectos industriales en los terrenos de la central, que cumplan criterios de sostenibilidad social y ambiental.

“La Central Térmica Litoral es todo un emblema para esta zona, su actividad, su tecnología supusieron toda una innovación a lo largo de los años, aquí hemos albergado proyectos únicos y ahora vamos a seguir siendo pioneros con un cierre en el que se generará de nuevo empleo local, llevando a cabo cursos de formación y buscando el desarrollo de iniciativas que permitan un nuevo futuro para la zona”, ha señalado Rafael Sánchez Durán, director general de Endesa en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, quien ha sido uno de los encargados de desconectar la sala de control de la central.

Junto a él ha estado el director de la central Juan Luis Redondo, quien, en este momento tan emblemático, acompañado de algunos de los trabajadores de la central, ha comentado que “finalizamos esta etapa, pero empieza una nueva fase en el desarrollo de este emplazamiento con la aplicación del plan Futur-e, único en Andalucía, que permite entre otras muchas cosas, que personas que hasta ahora trabajaban aquí tengan un futuro en el desarrollo de proyectos y energías renovables en la zona”.

Como ya ha informado Mercados21, Endesa puso en marcha en 2020 el Plan Futur-e que tiene como finalidad contribuir a mitigar el impacto que estos cierres puedan tener sobre la población local a través de 4 ejes: búsqueda proactiva de empleo; fomento de la actividad económica en la zona; formación y capacitación de la población local e iniciativas de sostenibilidad del municipio.

El desmantelamiento

El plan de cierre y posterior desmantelamiento de la central supondrá, durante los próximos 4-6 años que duren los trabajos, la creación de 82 empleos directos, “en los que primará la mano de obra local y la formación de personal especializado”, ha explicado la energética.

En este sentido, Endesa lleva trabajando desde 2020 en la recolocación de los 120 trabajadores que tenía la central, “garantizando su continuidad laboral y ofreciéndoles cursos de formación para la incorporación a sus nuevas ubicaciones relacionadas, en la mayoría de los casos, con el desarrollo renovable”, ha asegurado en un comunicado.

También los trabajadores de las empresas contratistas tendrán la oportunidad de realizar cursos de formación, tanto para sumarse a trabajos de desmantelamiento como para poder ser contratados en las nuevas instalaciones renovables que la empresa desarrollará en la zona.

El desmantelamiento y la demolición de todos los edificios, instalaciones y equipos de la central supondrá una inversión de 60 millones de euros y se llevará a cabo siguiendo principios de economía circular, con el objetivo de valorización de materiales por encima del 90% y la obtención final de un certificado de residuo cero.

Últimas noticias