Caja Rural del Sur lanza su nueva Banca Digital y APP Ruralvía como resultado de su apuesta por un modelo de transformación basado en el humanismo digital
  • La entidad ya trabaja en un nuevo Plan Estratégico 23-25 aprovechando las posibilidades de la nueva APP

 en la sección Economía

Parte del equipo de Transformación Digital de Caja Rural del Sur

El sector financiero se encuentra en un momento de cambio sin igual. Los avances tecnológicos han abierto nuevas vías de relación entre clientes y entidades. En este panorama de aceleración continua, Caja Rural del Sur apuesta con firmeza por situarse a la vanguardia.

De hecho, ha lanzado en fecha reciente su nueva Banca Digital y App de Ruralvía, totalmente renovada. En Mercados21 nos adentramos en qué hay detrás de todo este intenso trabajo, en cómo se lleva a cabo este cambio en una entidad que abandera la cercanía y proximidad con el cliente.

Los expertos y especialistas subrayan que todo proceso de transformación digital lleva aparejado mucho trabajo que va más allá de la propia tecnología y que impacta de lleno en la cultura organizacional y operativa de las organizaciones. Se trata de una búsqueda continua de la excelencia operacional.

Y en este empeño de mejora continua, de adaptación al comportamiento de los clientes y de anticipación de soluciones lleva trabajando Caja Rural del Sur desde que pusiera en marcha su Plan de Estrategia Digital en 2019. Un plan que comenzó su andadura precisamente en la antesala de la pandemia provocada por el virus de la Covid, y que fijaba 15 líneas estratégicas con la misión irrenunciable de dar el salto de la banca electrónica a la banca digital.

Un proceso de redefinición completo, que ha implicado y sigue concerniendo a todas las áreas de la entidad, para acompañar al cliente en sus necesidades y aportarle nuevas soluciones en un paquete integral accesible desde los diferentes canales. Ello ha supuesto la mejora y renovación en distintas fases de su web y soportes públicos, así como el diseño y puesta en servicio para los usuarios de nuevas operaciones online.

Una transformación con ‘muchos valores’

Consciente la Caja de que la digitalización no es solo cuestión de tecnología, su proceso de transformación ha servido como refuerzo de los valores que constituyen el ADN de la entidad. Su implicación y cercanía con las personas. De ahí que haya ido dando pasos hacia un modelo de humanismo digital, en un modelo complementario y no excluyente, en el que el cliente, la persona se encuentra en el centro.

Así lo explica Miguel Ángel Ibáñez, su responsable de Transformación Digital: “Nuestro modelo de cambio y adaptación se basa en una visión integral de nuestra propuesta como entidad financiera, en la que encajan como un puzle o un engranaje tanto la parte on como la off. Es un modelo complementario, que no es excluyente, en el que no excluimos a nadie. Al contrario, es inclusivo. Para nosotros es fundamental estar al lado del cliente, siendo cercanos y próximos, incrementado su asesoramiento, solucionando las necesidades y problemas que puedan tener a través de la omnicanalidad”.

Una cercanía que tiene su reflejo más inmediato en la comunicación bidireccional con los usuarios. La entidad entabla esta conversación por medio de distintos canales como las comunicaciones, la mensajería o su Chatbot, pero cabe destacar la labor que realizan a este respecto los Gestores Digitales en el contacto y el asesoramiento a los clientes.

Todo un desarrollo, toda una evolución basada en el trabajo permanente de mejora, que ha conllevado una modernización ostensible de la entidad desde el punto de vista de su presencia online. Como remarca Miguel Ángel Ibáñez, “nuestro cometido es estar en los momentos en los que el cliente lo necesita, y lo hacemos desde el empeño por transmitir bien el cambio y la transformación que está experimentando Caja Rural del Sur”.

Caja Rural del Sur ha incrementado un 43% el volumen de transacciones realizadas por medio de la Banca Digital

A la vista de los resultados y la evolución conseguidos por la entidad en los últimos años, el responsable de Transformación Digital de la Caja hace un balance positivo de los objetivos alcanzados por el Plan Estratégico en cuanto a avance de la digitalización y del uso de medios online por parte de los clientes.

Bien es verdad que la pandemia actuó como acelerador del proceso a la vez que supuso una prueba crítica que la Caja superó dando soporte a todas las operaciones sin que se produjeran incidencias. De hecho, recuerda Ibáñez, coincidió la irrupción del virus con la campaña que en su momento tenía la entidad, cuyo mensaje principal era “Hazte cliente online”.

Desde entonces aquí, los datos están ahí y avalan estas palabras. El crecimiento está siendo exponencial. Caja Rural del Sur ha incrementado un 43% el volumen de transacciones realizadas por medio de la Banca Digital y ha crecido un 5% el número de contrataciones de operaciones por medio de los dispositivos móviles. En términos generales se ha incrementado casi un 50% el uso que hacen los clientes de los canales online.

La entidad experimenta un continuo crecimiento de clientes online

Una banca más relacional, cercana y fácil

La experiencia de cliente es una de las facetas claves de la transformación digital tal y como la entiende la entidad. De modo que de la suma de este proceso de transformación y su preocupación por el cliente surge su nueva plataforma y App de banca digital: Ruralvía, que Caja Rural del Sur acaba de lanzar.

La nueva Ruralvía cuenta con un nuevo diseño más intuitivo y fácil de usar, lo que permitirá a los más de 450 mil clientes que utilizan la banca digital realizar todas sus operaciones financieras de forma sencilla y segura desde su smartphone o su ordenador. Ofrece una amplia variedad de operativas entre las principales, como ya hemos ido adelantando en este reportaje: la contratación de productos, herramientas de gestión de ahorros, chat para estar en contacto con el servicio de atención digital o su gestor personal o invertir a través del nuevo “Ruralbroker”, así como usar Bizum o Dimo.

Para la cooperativa de crédito este proceso con la vista puesta en el futuro no supone dejar a nadie atrás. De ahí que reafirme un modelo de negocio de contacto directo con el cliente, en el que el papel de las oficinas personales es esencial y siguen atendiendo a personas con dificultades en el manejo tecnológico, sobre todo mayores, tanto en las zonas urbanas como rurales en las que opera. Evitando de este modo la brecha digital y la exclusión financiera de colectivos vulnerables.

La entidad resalta su modelo de cercanía como antídoto contra la brecha digital y la exclusión financiera de colectivos vulnerables

Pero, como avanza su responsable de Transformación Digital, no todo queda aquí, aunque el desarrollo sea evidente y palpable. Caja Rural del Sur ya trabaja en el nuevo Plan Estratégico 23-25 que tiene como gran objetivo avanzar en un modelo aún más transaccional y relacional, aprovechando la nueva Ruralvía, fomentando e incrementando aún más los procesos de contratación de servicios y productos digitales. Convirtiendo al móvil en el gran centro de operaciones.

Un nuevo Plan Estratégico que profundiza y ahonda en el concepto de humanismo digital, con un protagonismo creciente en el segmento empresarial, al igual que en el ámbito particular. Y en el que la innovación financiera, la automatización, la ciberseguridad, la convergencia de los servicios y la máxima personalización de las soluciones serán protagonistas.

Un nuevo salto, una nueva fase en la que el avance de los productos y el portfolio online irán de la mano y acompasados con la apuesta por el posicionamiento y el marketing digital de la entidad. De tal manera que “el arropamiento 360 grados” del cliente, el llamado onboarding en terminología anglosajona, sea aún más ágil y fácil.

Últimas noticias